Restaurante El Fogón de Leña

POSTEADO DE SERVESITA.COM

Hoy os hablaré de algo diferente, es algo que me ha ocurrido en compañía de dos grandes amigos.
El martes 16 de septiembre Alex estaba en Sevilla y quedamos los tres para almorzar (Javier -HackArena-, Alex y yo). Así que se me ocurrió llevar a Alex al mismo Restaurante que la última vez que estuvo en Sevilla, El Fogón de Leña, es el que está dentro del Centro Comercial Nervión Plaza (al lado de Servesita House).

En este restaurante ya he cenado varias veces, Cristina (dushka) y yo solemos cenar allí de vez en cuando, así que entre que nos pilla al lado de casa y que te ponen bien de comer y que es relativamente barato, pues ale, a almorzar se dijo. Empezamos por el camarero, le decimos, ¿que es la ensalada del Fogón? y nos dice: “He empezado a trabajar ahora mismo, es mi rimer día y no se que es esa ensalada”. Flipante, camarero, sino sabe usted algo, mejor que lo aprenda y después póngase a servir mesas. Nos toma nota de lo que queremos, al ratillo viene otro camarero con cara de enfadado y nos indica que habíamos pedido, al parecer el camarero novato no dio ni una.

Seguimos, viene otro camarero y le decimos queremos el menú tal, y nos indica: “yo sólo tomo nota de las bebidas”, ale, otro castañazo!

Nos traen el primer plato, a los 30 minutos de terminarlo, le indicamos al camarero que para cuando el segundo, nos dice muy amablemente: “Yo reparto los platos que me entregan”. ¿Pero quien le ha preguntado eso? (más castañazos). Seguidamente nos trae un par de platitos de patatas fritas para que hagamos hueco.

A eso de los 10 minutos nos traen la carne y el camarero muy amablemente deja caer (literalmente) los platos sobre la mesa, ocasionándome una mancha en la ropa. Bien, nos miramos, lo comentamos y procedemos a comer. Algo que parece tan fácil como masticar se convierte en algo imposible, la mitad de mi filete estaba lo que se llama cruda, y no es poco hecha, nop, es cruda.

Nos toca pagar y Alex sale disparado y tardó unos 10 minutos en volver, total, que puso queja oral de todo, y encima se lo discutía el encargado. ¿Que es lo que ha ocurrido en este Restaurante? ¿Ha cambiado de dueño? ¿Ya no son gente cortés? ¿Es que había que ir peor vestidos? (íbamos de punta en blanco).

En fin, personalmente tengo un criterio para la hostelería, mejor dicho para todos los comercios, hay muchos, hay miles, así que por muy barata que sea la comida, por muy bien que esté servida y por muy buena que esté la camarera (si es que la hay), si el trato del camarer@ no es correcto, para mí pierden toda la credibilidad y buena “propaganda” y por supuesto dejo de ir.

Así que si estás ofendid@ porque curras allí y lees este post, mejor que escribas algo alegando demencia o similar, porque si pones palabrejas mal sonante serán eliminadas.

La puntuación que suelo dar en comercios y/o hostelería es buena o mala, no tengo término medio. Y en este caso se merece una nota MALA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: